El robo hormiga genera grandes pérdidas

El robo hormiga sigue siendo uno de los mayores problemas para los comercios. Todos los días entran en las tiendas, centros comerciales, almacenes y supermercados, personas que no tienen ninguna intención de comprar. Pueden ser hombres, mujeres e incluso niños. Se les conoce con el nombre del “robo hormiga” porque son robos de poco valor económico pero que juntos suponen pérdidas millonarias anuales.

Qué motiva el robo hormiga

El “robo hormiga” está motivado por la frustración, un desorden psicológico o emocional, estrés, depresión e incluso por el placer de la adrenalina que sube en el momento del robo. Sin olvidar que es una forma de obtener dinero fácil y para muchos de ellos se vuelve su forma de vida.

Pueden robar desde ropa, desodorantes, jabones, maquillaje, perfumes, discos y artículos de uso personal que supone el 70% de los robos totales; el 30% restante son los artículos perecederos, aparatos electrónicos o artículos para el hogar.

El perfil del ladrón hormiga es del 60% son hombres y 40% mujeres.

 Tipología de “robos hormiga”

  • Las mujeres que esconden los productos robados debajo de su falda
  • Personas que cambian las etiquetas de un producto barato a uno caro
  • Los que usan bolsas de aluminio para evitar las alarmas
  • Los bebés llorones son utilizados para distraer al vigilante y salir con el botín impunes
  • Grupos de 10 personas que se dividen en grupos, cargan carros con productos electrónicos, otros distraen al personal de seguridad y otros esperan con un coche en marcha en el que huyen

Tipos de ladrones

Se han identificado diferentes tipos de perfiles dentro del robo hormiga:

55.2%, es amateur: roban habitualmente cosas pequeñas y fáciles de ocultar. Evalúan riesgos y beneficios del robo. Suelen utilizar estrategias de manipulación para evitar el castigo.

15’2%, es impulsivo: son personas que roban sin planificar, no les importa el valor del producto, cuando son sorpendidos muestran sorpresa, culpa y vergüenza.

15%, es ocasional: son personas que ya han robado anteriormente y les motiva el desafío personal o el reto con otros. Son los que más pueden cambiar su conducta ante las sanciones.

11.7%, es semiprofesional: roban para venderlo después, utilizan técnicas depuradas. Su motivación es la injusticia que sienten en la sociedad en la que viven y quieren compensarla.

2’7%, es episódico: tienen problemas emocionales y psicológicos y roba cuando está estresado. Muestra culpa cuando es sorprendido y se deprime.

Cómo combatir los robos en tienda

Una de las mejores es el uso de pedestales Sensormatic Synergy ya que tienen diferentes opciones para mejorar la prevención de pérdidas en los comercios minoristas.

Esta tecnología además también permite optimizar el rendimiento en tienda. Sensormatic Synergy integra diferentes tecnologías incluyendo la RFID (Identificación por Radio frecuencia), AM (Acusto-magnética), video y tráfico, permitiendo incrementar la inteligencia en las tiendas y optimizar el valor del comerciante minorista.

Los pedestales escalables e inteligentes Sensormatic Synergy se pueden adaptar fácilmente para leer etiquetas RFID, proporcionando a los minoristas visibilidad de pérdidas, de inventario y del comportamiento del comprador.

Synergy también permite al retail entender cuáles, cuándo, y cuántos elementos son robados, mientras que identifica las tendencias de pérdida de mercancía y eventos de hurto en tiendas, integrando la captura de video para el análisis posterior.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest